Instalación de ArchLinux Paso a Paso [Tutorial]

Wednesday 24 de August de 2011, 11:24 am 208 Comments

[Actualización 24-Julio-2012] ¡Hay nueva ISO de instalación! Conoce el totalmente nuevo procedimiento de instalación para ArchLinux 2012.07.15. ¡Pasa la voz!

ArchLinux LogoArchLinux es una excelente distro, y todos quienes la usan quedan encantados por sus bondades: rolling-release (una sola instalación, no hay “nuevas versiones”, sólo actualizaciones), bleeding-edge (siempre usarás las últimas versiones de tus aplicaciones favoritas, a unas horas de haber sido liberadas), KISS (“Keep it simple, Stupid!”, o sea, minimalista y sumamente personalizable), etc.

El presente tutorial surge del reciente lanzamiento de ArchLinux 2011.08.19 y de la inquietud de muchos de ustedes que desean probar ArchLinux y encuentran la guía oficial muy técnica y extensa. A pesar de ello, no pretendo reemplazar su lectura, si no todo lo contrario, ¡la recomiendo ampliamente!. La documentación oficial es (sin temor a equivocarme) la más completa que he leído.

¿Listos para entrar al asombroso mundo de Arch? ¡Iniciamos!

Paso 1: Obtener el medio de instalación

Existen dos variantes de la imagen ISO de instalación:

  • Netinstall – La mayoría de los paquetes se descargan via FTP al momento de la instalación.
    • Ventajas: La imagen ISO es pequeña y al finalizar la instalación el sistema estará actualizado con las últimas versiones de los paquetes.
    • Desventajas: El tiempo de instalación es mayor y se requiere una conexión a Internet.
  • Core – La imagen incluye todos los paquetes necesarios para la instalación de ArchLinux.
    • Ventajas: La instalación es más rápida y no requiere conexión a Internet.
    • Desventajas: La imagen ISO es más grande y al finalizar la instalación se recomienda una actualización completa del sistema.

¿Cuál de ellos elegir? El que se adapte mejor a la necesidad de cada usuario. Adicionalmente, contamos con el ISO de instalación para sistemas de 32 y 64 bits, incluso hay disponible un ISO Dual para ambas arquitecturas.

Pueden descargar el ISO via Torrent (recomendado), o bien directamente de algún mirror por FTP / HTTP, desde la página oficial de descargas.

Para efectos del tutorial usaré la imagen Core para 32 bits (archlinux-2011.08.19-core-i686.iso).

Una vez descargado el ISO, es recomendable verificar el checksum (MD5 o SHA1) del archivo, para cerciorarnos que la imagen no esté corrupta. Esto se hace fácilmente en la terminal:

  • Para verificar el MD5 de la imagen ISO:

    md5sum archlinux-2011.08.19-core-i686.iso

    La salida del comando anterior debe coincidir con el hash correspondiente en este archivo de texto.

  • Para verificar el SHA1 de la imagen ISO:

    sha1sum archlinux-2011.08.19-core-i686.iso

    La salida del comando anterior debe coincidir con el hash correspondiente en este archivo de texto.

No hay que perder de vista que cualquiera de los comandos anteriores pueden demorar varios segundos, así que no se desesperen si no ven el resultado de inmediato.

Lo único que falta en este paso, es grabar la imagen ISO en un CD (pueden usar K3B, Brasero, etc), o bien, grabarla en una Memoria USB (pendrive) siguiendo las instrucciones siguientes:

  1. Hay que saber el nombre del dispositivo de tu pendrive (¡no vayas a formatear tu disco duro!):

    dmesg |tail

    Observa bien la salida del comando anterior. Lo más común es que el pendrive sea [sdb], en cuyo caso el dispositivo a usar sería /dev/sdb

  2. Desmontamos el pendrive:

    sudo umount /dev/sdb
  3. Finalmente, grabamos la imagen ISO al pendrive (¡esto elimina todo el contenido del dispositivo!):

    dd if=archlinux-2011.08.19-core-i686.iso of=/dev/sdb

Una novedad en ArchLinux 2011.08.19 es que todos los archivos necesarios para que el medio de instalación pueda bootear se encuentran en /arch, en otras palabras, ya es posible grabar el instalador de Arch en un pendrive sin sobreescribir su contenido. Si te interesa esta característica, lee las instrucciones oficiales.

Paso 2: Instalación del sistema base

Bootea desde tu CD o pendrive de instalación. Lo primero que veremos es la pantalla de bienvenida con un menú de varias opciones. Elige la primera.

Pantalla de Bienvenida de ArchLinux

Luego veremos unas breves instrucciones antes del prompt de root.

Esperando el primer comando de instalación

Como nuestro idioma es el español, nuestros teclados no corresponderán al predeterminado, por lo que debemos ejecutar el comando km para configurarlo adecuadamente.

km

Aparecerá la siguiente pantalla, donde debemos seleccionar el teclado QWERTY en español:

Utilería de configuración de teclado - Keymap

El paso siguiente en km no es obligatorio, así que podemos saltarlo con Skip.

Utilería de configuración de teclado - Console Font

Una vez de regreso en el prompt, asegúrate que tu teclado quedó debidamente configurado (escribe vocales con acentos, la letra “ñ”, la arroba “@”, etc). En caso de que el texto en pantalla no corresponda a lo que estamos escribiendo en el teclado, debemos ejecutar nuevamente km hasta seleccionar el mapa de teclado correcto.

Una vez finalizado lo anterior, procedemos a ejecutar el instalador de Arch:

/arch/setup

Entonces, veremos la bienvenida oficial al programa de instalación.

Mensaje de Bienvenida

Aparecerá (¡por fin!) el menú principal de instalación, del cual debemos seguir sus opciones una a una.

Menú principal del instalador

La primera opción, “Select Source“, nos muestra una lista de repositorios a elegir (este paso es nuevo en ArchLinux 2011.08.19). ¿Qué hacer aquí? ¡Nada! Dejen seleccionado el [core-local], que es el incluído en el medio de instalación. En un paso posterior retomaré el tema de los repositorios.

Select Source

La segunda opción, “Set Editor“, nos permitirá elegir el editor de texto predeterminado, el cual se usará para modificar varios archivos de configuración de ArchLinux durante la instalación

Set Editor

Tenemos dos alternativas disponibles: nano y vi. El primero es más sencillo de usar y es el recomendado para usuarios que jamás han usado vi (si te sientes cómodo con la segunda alternativa, ¡adelante!).

La tercera opción, “Set Clock“, nos permitirá configurar la zona horaria, fecha y hora de nuestro sistema.

Primero, seleccionamos “Select Region and Timezone“.

Ahí aparecerá la lista de los continentes y regiones principales del mundo. En mi caso, elegiré “America“…

… y luego “Mexico City“. Obviamente, debes seleccionar la región/país/ciudad de tu preferencia.

Posteriormente, seleccionamos “Set Time and Date“…

… y nos ofrecerá dos alternativas: UTC y Localtime. Se recomienda elegir la primera de ellas.

Aparecerá entonces la fecha y hora automáticamente. En caso de estar correctas, elegir “Return – Looks Good, back to Main Menu“. En la extraña situación de tener ambos datos incorrectos, puedes corregirlos via Internet (ntp) o manualmente.

Finalmente, elegimos “Return to Main Menu“.

La cuarta opción del Menú Principal, “Prepare Hard Drive(s)“, es una de las más importantes y delicadas, ya que en este punto debemos particionar y formatear nuestro disco duro.

Para efectos del presente tutorial, asumiré que estamos instalando ArchLinux como único sistema operativo en el disco duro, por lo que seleccionaremos “Auto-Prepare“.

Dicha elección, nos guiará de la mano para elegir el tamaño de cada una de nuestras particiones. La primera, /boot, es donde se almacenarán los archivos esenciales para bootear ArchLinux (tales como el kernel, imágenes ramdisk, el bootloader, etc). Se recomienda un tamaño de 100 MiB (no es necesario dejarle más espacio).

Luego toca elegir el tamaño de la partición swap, lugar donde se almacena temporalmente información de la memoria RAM (cuando ésta se llena) en el disco duro. ¿Qué tamaño elegir para la swap?

  • Si tu equipo tiene poca memoria, lo tradicional es asignarle a la swap el doble de tamaño de la RAM (por ejemplo, con 512 MiB de RAM, usar una swap de 1 GiB).
  • Si tu equipo tiene una cantidad moderada de memoria, es común elegir una swap del mismo tamaño de la memoria (1 GiB RAM = 1 GiB de swap, 2 GiB de RAM = 2 GiB de swap).
  • Si eres de los afortunados en tener un equipo con generosa memoria, no es necesario aplicar las reglas anteriores, con 1 o 2 GiB es más que suficiente para la swap (y muy probablemente ni llegues a usarla).

Toca el turno a la partición / (root), en donde se instalará el sistema operativo y las aplicaciones (entre muchas otras cosas). Su tamaño depende del uso que desees darle a ArchLinux. Unos 10 GiB deben ser más que suficientes para un sistema tradicional; si piensas que instalarás muchas aplicaciones (los juegos, entre ellas), será mejor pensar en unos 20 o 30 GiB.

Por último, tenemos a nuestra partición /home, donde se almacenarán nuestras configuraciones personales, las configuraciones de las aplicaciones (y tus perfiles en ellas), y tradicionalmente nuestros datos (documentos, fotos, videos, etc), por lo que se recomienda asignarle el espacio restante del disco duro.

Mi recomendación muy personal, es usar /home sólo para almacenar las configuraciones y no para los datos personales (los cuales podríamos almacenarlos en, por ejemplo, /media/datos), y de esta manera si necesitaran reinstalar el sistema, pueden formatear con confianza /home (eliminando las “viejas” configuraciones) sin perder nuestros archivos de datos. Si están interesados en este esquema de particionamiento, les recomiendo leer el muy acertado artículo de PardusLife sobre el tema, para luego aplicarlo con la opción “Manually Partition Hard Drives” en vez de “Auto-Prepare“.

Entonces, el asistente de particionado nos preguntará el tipo de formato (filesystem) que le asignaremos a / y /home. Hoy en día, la opción más recomendable es Ext4. Por cierto, la partición /boot es formateada automáticamente usando Ext2.

Ahora, el asistente solicita nuestra confirmación para particionar y formatear el disco duro.

Al finalizar dicho proceso, se mostrará el siguiente mensaje…

… para luego elegir “Return to Main Menu“.

¡Lo peor ha pasado! Ya pueden respirar tranquilos :-)

La quinta opción del Menú Principal, “Select Packages“, tiene varias etapas …

… que serán descritas brevemente en la siguiente pantalla.

La primera etapa, es elegir el bootloader. Tenemos dos alternativas: grub (recomendada) y syslinux. Esta última ha sido integrada en ArchLinux 2011.08.19, dejando fuera al viejo lilo.

En la segunda etapa, nos aparecen dos grupos de paquetes. Por defecto está seleccionado base. Recomiendo ampliamente también seleccionar base-devel (usa la barra espaciadora), ya que en dicho grupo se encuentran utilerías como make y automake, indispensables si deseas compilar programas.

En la tercera etapa, asomará la lista completa de paquetes a instalar (incluyendo los pertenecientes a base y base-devel). ¿Qué paquetes extras instalar? Ante la duda, recomiendo instalarlos todos.

La sexta opción del Menú Principal, “Install Packages“, nos permitirá instalar los paquetes seleccionados previamente.

Antes de la instalación, un mensaje de confirmación, así como una advertencia de que seamos pacientes, pues dicho proceso puede demorar (en la práctica, no debe tardar más de unos cuantos minutos).

Durante la instalación de paquetes, observaremos a detalle el progreso de la misma (adelantándome, te comento que éste es tu primer encuentro cercano con pacman, el administrador de paquetes de ArchLinux).

Al finalizar la instalación de paquetes, se pedirá confirmación para continuar.

La séptima opción del Menú Principal, “Configure System“, nos permitirá configurar varios detalles de nuestro sistema (establecer el idioma español, contraseña de root, etc).

En la siguiente pantalla, veremos la lista de archivos de configuración de ArchLinux, todos ellos dentro de la carpeta /etc. Si omites la edición de alguno de los archivos, no te preocupes, siempre podrás editarlos una vez instalado el sistema.

El primero de ellos, /etc/rc.conf, es quizás el más importante archivo de configuración en ArchLinux. Te recomiendo examinarlo con calma, a detalle, pues es probable que necesites modificar algún valor para ajustar el sistema final a tus necesidades.

Para efectos del presente tutorial, sólo modificaremos dos valores: (1) Establecer el idioma español cambiando el valor de la propiedad LOCALE de “en_US.UTF-8” a “es_MX.UTF-8” (Español de México). Obviamente, aquí debes escribir la localización del español de tu país (sigue leyendo para saber la clave adecuada)…

… y (2) establecer la interface eth0, para conectarnos a la red via DHCP.

Otro archivo de configuración que modificaremos es /etc/locale.gen, para terminar de establecer nuestro sistema al idioma español.

En dicho archivo, debemos comentar (poner “#” al inicio) las líneas que empiecen con “en_US” y descomentar (eliminar el “#” al inicio) las líneas que empiecen con nuestra localización deseada (en mi caso, es_MX.UTF-8 UTF-8 y es_MX.ISO-8859-1).

El último archivo de configuración que modificaremos, es /etc/pacman.d/mirrorlist, donde se encuentra la lista completa de mirrors de los repositorios de software de ArchLinux.

De la extensa lista, elige un par de mirrors que se encuentren cerca de tu ciudad/región/país (para que la conexión sea óptima), y descomenta dichas líneas (elimina el “#” al inicio).

El último paso en la lista de configuración del sistema, es el establecimiento de la contraseña del usuario administrador (root). Al seleccionar esta opción, se te solicitará que introduzcas la contraseña, y que la confirmes.

Finalmente, elegimos Done (listo) para regresar al menú principal del asistente de instalación…

… aunque antes se recontruirán nuevamente las imágenes del kernel.

La octava opción del Menú Principal, “Install Bootloader“, nos permitirá instalar el cargador del sistema que elegimos previamente.

A continuación, un mensaje de confirmación para revisar (y probablemente editar) el archivo de configuración del bootloader (en nuestro caso, el archivo menu.lst del grub).

Por lo general, no hay necesidad de modificar nada en dicho archivo. Para mi gusto particular, me gusta hacerle caso al “TIP” incluído, para establecer una resolución (framebuffer) de 1024×768, agregando “vga=773” (ver tabla para más resoluciones) al final de la línea del kernel. Ejemplo:

kernel /vmlinuz root=/dev/disk/by-uuid/... ro vga=773

Al salir del editor (si usaste nano, sales con Ctrl + X, si usaste vi, sales con “:q“), se solicitará la confirmación de instalación del bootloader en el MBR (master boot record) de nuestro disco duro (/dev/sda por lo general).

Al finalizar el proceso, se mostrará un mensaje de confirmación.

¡Y llegamos a la última opción del Menú Principal! Elige “Exit Install” para finalizar la instalación de ArchLinux.

Antes de que el asistente de instalación finalice, se mostrará un resumen de todo lo efectuado.

Al cerrarse el asistente, reinicia el sistema desde el prompt de root:

reboot

Luego de reiniciarse, se mostrará el GRUB para entrar por primera vez a nuestro recién instalado ArchLinux.

Ya cargado, nos pedirá ingresar con un nombre de usuario. En este punto, sólo existe root, y entraremos con él (si recuerdas la contraseña que le asignaste, ¿verdad?).

Lo primero que debemos hacer, es realizar una actualización completa del sistema para que los paquetes instalados estén al día.

pacman -Syu

Es muy probable que tengas que actualizar primero el propio pacman antes realizar la actualización deseada.

X

Luego, ejecuta nuevamente el comando para, ahora si, actualizar el sistema.

El uso de pacman, el poderoso gestor de paquetes de ArchLinux, lo dejaré para otro post.

Paso 3: Creación de nuestro usuario

Por motivos de seguridad no debemos usar el usuario root para el trabajo cotidiano, así que debemos crear nuestro propio usuario con adduser, una sencilla utilería que nos guiará paso a paso.

adduser

Se nos padirán varios datos, donde los únicos importantes son el nombre de usuario (con su respectiva contraseña) y los grupos a los cuales deseamos asignar al nuevo usuario. Ejemplo:

Login name for new user []: gespadas
...
Additional groups (comma separated) []: audio,lp,optical,storage,video,wheel,games,power,scanner
...

Los grupos especificados le darán privilegios necesarios al usuario para operar el sistema sin mayor problema:

  • audio – Tareas que involucran la tarjeta de sonido y aplicaciones relacionadas.
  • lp – Administración de impresoras.
  • optical – Manejo de los dispositivos ópticos (CD, DVD, etc).
  • storage – Manejo de diversos dispositivos de almacenamiento.
  • video – Tareas que onvolucran la tarjeta de video y aceleración por hardware.
  • wheel – ¡Importantísimo! Para que el usuario pueda usar sudo.
  • games – Necesario para permisos de escritura para juegos.
  • power – Necesario para poder apagar y reiniciar el sistema.
  • scanner – Administración y uso de digitalizadores (scanners).

Ya creado el usuario, debemos convertirlo en un “sudoer” (un usuario capaz de usar sudo), o sea, otorgarle permisos administrativos de manera temporal para, por ejemplo, instalar aplicaciones y actualizar el sistema.

Primero, instalamos sudo (si es que previamente no lo hicimos durante la instalación de ArchLinux):

pacman -S sudo

Luego, ejecutaremos visudo:

visudo

El comando anterior lo que realmente hace es invocar al editor vi para modificar el archivo /etc/sudoers (¡no debes hacer vi /etc/sudoers manualmente!). Si no quieres usar vi, puedes usar nano:

EDITOR=nano visudo

En dicho archivo, lo único que debemos hacer es descomentar (eliminar el “#” al inicio) la línea:

%wheel  ALL=(ALL)  ALL

Donde wheel es el grupo especial al cual previamente ya asignamos a nuestro usuario.

Para probar que todo funciona correctamente, vamos a salirnos del usuario root y entremos con el comando “su” a nuestro usuario (usaré “gespadas” como nombre de usuario de ejemplo):

su - gespadas

Obviamente, nos pedirá la contraseña correspondiente. Ahora, vamos a ejecutar con sudo el comando de actualización del sistema:

sudo pacman -Syu

Como es la primera vez que usamos sudo, asomará un mensaje que nos invita ser un sudoer responsable (¡recuerden al buen Stan Lee!: “With great power comes great responsibility.”).

Paso 4: Instalación del Entorno Gráfico

Este paso en particular es demasiado extenso, y lo he dividido en varios tutoriales.

Primero, procede a la Instalación del Entorno Gráfico Básico (X Window System) en ArchLinux (¡indispensable!), y luego elige el entorno de escritorio de tu preferencia:

Pienso que esos son suficientes :-)

Share

Post tags